Nacionales
 
GUARANDA (Diócesis de Guaranda/Diario La Hora).-  Todos los 8 de septiembre el Santuario del Guayco se convierte en una gran posada que alberga a personas de todo el Ecuador que llegan a celebrar la aparición de la Virgen María en ese lugar.
 
Bandas de pueblo y castillos con pirotecnia son donados por los fieles que llegan cada año a agradecer por los favores recibidos. La peregrinación inicia en el cantón Chambo desde donde salen miles de personas que orando y caminado incluso sin calzado rinden homenaje a la Virgen; así también los pobladores del lugar demostrando su solidaridad con los peregrinos brindándoles café o agua de canela acompañada de galletas o pan.
 
En estos días las afueras del Santuario se convierten en un espacio donde los comerciantes aprovechan para vender comida, ropa, cobijas y todo tipo de elementos religiosos.
 
Este año 2017 no fue la excepción y a decir de Monseñor Skiper Yánez, Obispo de Guaranda, cientos de fieles siguen llegando al Santuario para visitar y agradecer a la Madre de Dios por tantas bendiciones…
 
 
El Santuario
En la provincia de Bolívar, entre montañas y naturaleza se encuentra el Santuario de la Virgen del Guayco, lugar hasta donde acuden miles de católicos que tienen fe en esta advocación.
 
A través de terrenos arenosos y secos se llega hasta el lugar que aparece como un oasis entre las montañas, junto a este templo pasa un río alrededor del cual crecen varios árboles.
 
Aquí una imponente estructura, con enormes pasillos y un gran patio reflejan que el lugar tiene épocas donde recibe a decenas de miles de personas.
 
En esta edificación también se encuentra un museo que guarda una muestra fotográfica del Santo Sudario, implementado por monseñor Cándido Rada, quien adquirió la colección de su amigo, el también monseñor Giulio Ricci, en 1982. Adicional a esto, se puede apreciar una compilación de vestimenta religiosa y una serie de hallazgos arqueológicos.
 
Se pueden ver placas con los agradecimientos de quienes han recibido los milagros, es mucha la gente que ha sido bendecida por la Virgencita”, manifiesta uno de los devotos.
 
En la parte derecha del santuario y atrás de vidrios se encuentra una gruta donde reposa la imagen de la Virgen, por el pie de esta fluye agua que es tomada por los visitantes, pues le atribuyen poderes curativos, otra creencia también es que la cera de las velas que se encienden aquí ayudan a calmar dolores y enfermedades.
 
Historia y devoción
Luz María Chela era una joven pastora que con frecuencia bajaba a la quebrada en busca de alimento para sus ovejas. Sin embargo, a mediados de agosto de 1708, la madre de la chica se dio cuenta que estaba llegando más tarde de lo habitual y, creyendo que le estaba ocultando algo, decidió castigarla. Pero a Luz María no le importó y siguió saliendo de su casa.
 
El 8 de septiembre del mismo año regresó con el rostro encendido, la mirada absorta y totalmente fuera de sí. De esta forma la mamá se dio cuenta de la desobediencia de su hija, desfogó su furia mediante fuertes golpes en el cuerpo de la muchacha y la cubrió de heridas y contusiones. Pero ella logró librarse de las manos de su madre y corrió desesperadamente en busca de la amiga que cada tarde visitaba en la quebrada.
 
Cuando Luz María regresó a su casa sus padres se maravillaron, pues la chica ya no tenía ni un solo moretón. Asombrados dieron aviso de lo sucedido al párroco, quien obligó a la joven a contar lo que había acontecido. Ella explicó que en el camino a la quebrada vivía una amorosa señora que la había curado. Tras escuchar el relato, todo el pueblo acudió a la morada en búsqueda de la admirable mujer. A pocas cuadras hallaron una imagen de la Virgen María y vieron que de sus pies brotaba un hilo de agua cristalina.

Información Contacto

  • Av. América N24-59 y Av. La Gasca
  • Teléfono: (593) 22558912 ext 100 o 101
    Fax: (593) 22501429
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  •  
  •  
 

Boletín Eclesial

Noticias CEE

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.